miércoles, 25 de febrero de 2015

La gran señal Apocalíptica

La Gran Señal Apocalíptica y los graves sucesos actuales en el seno de la Iglesia Católica
P. Isaías María de La Santa Faz. 


Un texto fundamental para comprender la historia de la Iglesia Católica en los actuales momentos que vivimos. El texto presenta el estado que vive la cristiandad, como se llegó al Concilio Vaticano II y quienes fueron los responsables de las desastrosas reformas que se vivieron. Explica como Dios salvó a su Iglesia y como eligió para ello un lugar: el Palmar de Troya. El autor realiza luego de la presentación objetiva de los hechos una importantísima pregunta: "¿Estás tu entre los hombres de Buena voluntad?"


Creyendo superado por ti, estimado lector, el temor o el horror que en torno del tema "Palmar de Troya" han hecho cundir por el mundo, paso sin más a proporcionarte un informe serio al respecto, para que recibas una noticia lo más clara posible sobre cuanto viene sucediendo en la actualidad, y para que puedas tú también ser un instrumento más de la Divina Providencia para la renovación de la Iglesia y la salvación del mundo.
Las sublimes Revelaciones dadas por Jesús y por María en El Palmar, bondadosamente nos anuncian los actuales y próximos grandes acontecimientos propios del fin de los tiempos, pero no ya de la forma velada con que están profetizados en las Escrituras, sino con una exquisita profusión de detalles en forma tal que hasta el Apocalipsis, el libro proverbialmente más misterioso, nos resulta ahora relativamente inteligible.
¡Nunca daremos suficientes gracias al Altísimo por esta misericordia ejercida sobre la humanidad! El mundo fue advertido infinidad de veces. Desde las apariciones de la Sma. Virgen en La Salette, Lourdes, Fátima, Garabandal y otras, a través de muchísimas almas videntes elegidas de Dios, han llegado a los hombres muy serias advertencias sobre su mal andar y sobre la necesidad de volver a Dios por el camino de la oración y la penitencia. Pero está a la vista de todos, que la cristiandad en general, no tomó muy en serio estos mensajes, sólo los consideró superficialmente y en breve los olvidó.
Y entonces, como una última tabla de salvación, viene el Cielo todo (lo podrás constatar con la lectura completa de los Mensajes del Palmar) a anunciar lo que ya irremediablemente caerá sobre esta humanidad corrompida, y a explicar a los hombres de buena voluntad, otra vez, dónde nos ha nacido el Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada